Divorcio express desde 500 €

Un divorcio express sin bienes a repartir y sin hijos comunes tiene un coste de 500 € y en un mes aproximadamente tenemos la sentencia de divorcio. Leer más »

Divorcio express con hijos desde 600 €

Un divorcio express con hijos suele salir desde los 600 €, ya que en estos casos hay pensiones de alimentos de por medio. La sentencia suele tardar más de un mes debido a que la Fiscalía de Menores ha de dar el visto bueno al Convenio Regulador. Leer más »

 

Divorcio express. Quienes somos

Separoydivorcio.com es una web que pertenece al despacho de abogados JR Abogados, que dirige el letrado José Ramón Felipe Condés, colegiado por el Ilustre Colegio de Abogados de Madrid (nº 79.325) y por el Ilustre Colegio de Abogados de Alcalá de Henares (nº 4.108). Curriculum Le recomendamos que, si puede/n acuda/n a nuestro despacho (previa petición de cita). - Calle Santísima Trinidad 30, planta 7, pta 6, 28010 (metro Alonso Cano, Iglesia, Canal y Rios Rosas). - Calle de Velázquez, 27, 28009 Madrid En Alcalá de Henares en: 91.128.99.85 -Calle Cánovas del Castillo nº 5, 1º- D Contacto: Fijo: 91.128.99.85 Móvil: 647.33.52.43 Mail: joserramon[arroba]gmail.com ------------------- DIVORCIO BASICO: 500€ - DIVORCIO CON HIJOS: 600€ - DIVORCIO CON BIENES: 700€
el divorcio consejos de un abogado

El divorcio consejos de un abogado

Cada año en España se producen más de 100.000 divorcios, y solo en la Comunidad de Madrid más de 6.000.

Esta cifra tan abrumadora nos hace pensar que nada es para siempre.

Hasta no hace mucho tiempo decir por ahí que te encontrabas divorciado era poco menos que un estigma social, estaba mal visto, el “qué diran” era la comidilla en nuestro entorno mas cercano (familia sobre todo).

Hoy día todo cambió, casi se ha dado la vuelta a la tortilla, decir que te encuentas casado, y sobre todo, durante muchos años, es signo de algo “anormal”.

Sea como fuere, el divorciarse no es un procedimiento fácil para nadie. Hay mucha carga sentimental de por medio, nuestras vidas, por lo general están acostumbradas a una rutina diaria que vamos a tener que cambiar por completo. Todo va a cambiar, unos desean que sea asi, otros piensan que el fin del mundo se cierne sobre sus cabezas.

Dependiendo de cada persona los efectos de un divorcio pueden ser muy diversos; podemos aislarnos en nuestro cuarto y no querer saber nada de nadie, podemos romper con la rutina y empezar a comportarnos como nunca antes lo hemos hecho, podemos reir por nuestra futura liberación, o podemos llorar porque se acabó lo que se daba.

Ante esta situación tan sensible, el abogado ha de ser muy cuidadoso, tanto si el proceso es amistoso, como si es una lucha en los juzgados (y muchas veces fuera de ellos).

Uno de los consejos que te puedo dar es desahogarte, expulsar lo que llevas dentro de ti, pero procura hacerlo con una persona que sepas que puede ayudarte (muchas personas solo hacen mala sangre, haciéndose pasar por buenos samaritanos que solo quieren ayudar, a sabiendas que están incendiando más aún la situación).

Otro consejo es agarrar el toro por los cuernos, enfréntate a tu divorcio, no vale de nada mirar para otro lado y esconder la cabeza; la vida es una lucha constante y esta es una etapa más por la que tienes que pasar.

Piensa con la cabeza fría, no digas cosas tras una discusión de las que luego puedas arrepentirte. Esto no quiere decir que seas calculador y trames una estrategia para “hundir” a la que aún sigue siendo tu pareja. La cabeza fría nos permite poder pensar con claridad y tomar las mejores soluciones, porque está claro que tenemos un problema, bien, busquemos una solución, no eres ni el primero/a ni el último/a que se va a divorciar. En este despacho tenemos clientes que van por su quinto divorcio, y no les han pasado nada.

Ahorra, no malgastes el dinero pensando que te lo mereces después de tantos años “aguantando”. El divorcio es un proceso que puede ser muy costoso y, del mismo modo, tendrás que afrontar además de abogado, procurador, tasas, etc… otros gastos a los que a día de hoy no te enfrentas.

El alcohol no es la solución. Alguien dijo una vez que si te encuentras en un hoyo… no sigas cavando. Simplemente te autodestruyes, no te quieres y te maltratas.

No te aisles, vive, no te quedes solo/a en casa. Sal a dar un paseo, ve al cine, a un mercadillo, al rastro, ve al gimnasio, apuntate a lo que sea, pero no dejes que la cabeza te lleve por malos derroteros. Emplea tu tiempo al máximo, para que cuando llegue la noche te encuentres lo suficientemente cansado como para dormirte pronto.

Mira hacia adelante, y no hacia atrás. Con el pasado no podemos hacer nada, ya pasó, no hay vuelta atrás, no podemos remediar lo que pasó, tan solo aprender para intentar no cometer los mismos errores. Aunque es posible que pienses que no hayas cometido y que toda la culpa es de la otra parte. No es posible medir la culpa. No obstante, es muy posible que una parte tenga mucha más que otra, pero…¿y la solución cuál es? Estar recriminando a nuestra pareja lo que hizo y el daño que causo a nuestras vidas? Bien… a qué conduce esa situación? Te lo diré, a seguir cavando el hoyo.

Encontrar un abogado, por supuesto, somos miles, altos, bajos, guapos, feos, mejores, peores, baratos, caros, gordos, flacos… Tienes que buscar alguno que sea especialista en la materia, que sea conciliador, claro con los honorarios y que te de confianza.

El tiempo lo cura todo, así de simple, llegará un momento que te será complicado recordar ciertos momentos pasados, por la simple razón de que no quieres recordarlos.

www.jrabogados.es

el convenio regulador en el divorcio express

El Convenio Regulador en el divorcio express

El convenio regulador es el documento principal que tienen que tener firmado los cónyuges cuando quieren separarse o divorciarse de mutuo acuerdo. Este documento lo redacta un abogado y en él, se hacen una serie de pactos que afectan a materias económicas, menores, o vivienda habitual entre otra cosas.

Según la normativa española (Código Civil) el contenido del convenio regulador debe ser este:

1. A quién corresponde la patria potestad de los hijos nacidos en el matrimonio (normalmente es compartida) así como el régimen de comunicación y estancia con los menores del cónyuge que no viva con ellos de manera habitual.

2. En muchos convenios reguladores también se especifica el derecho de comunicación y visita de los abuelos, quienes, en muchos casos, sufren las consecuencias terribles de un divorcio con el olvido que una de las partes quiere imponer hacia ellos.

3. Quien va a seguir viviendo en la vivienda conyugal, es decir, el uso y disfrute (normalmente será para el cónyuge que se quede con la custodia de los hijos menores.

4. La pensión de alimentos y la contribución a las cargas del matrimonio, del mismo modo que habrá que dejar claro la manera en que esta pensión de alimentos se va a actualizar, normalmente con el IPC.

5. Si el matrimonio se encuentra en régimen de gananciales (que es el régimen normal en España salvo Cataluña y Baleares y aquellas otras parejas que modifiquen su régimen en un notario mediante las correspondientes capitulaciones matrimoniales), lo normal es realizar además de la disolución de los bienes, la liquidación de los mismos, es decir, el reparto. El no hacerlo en el momento del divorcio, por lo general es fuente de conflictos futuros.

6. La pensión compensatoria que se haya de satisfacer a uno de los cónyuges, por el desequilibrio económico que suponer el matrimonio para una de las partes.

El Convenio regulador en un divorcio express es un documento privado, que pactan las partes en presencia de su abogogado, no obstante, no quiere decir que este documento lo vaya a aprobar el Juez, ya que, en muchos casos, cuando hay hijos menores y el Fiscal de Menores informa negativamente sobre algún aspecto del mismo, el Juez obliga a las partes a modificar algunos pactos del convenio regulador porque puedan se perjudiciales o para los hijos o para uno de los cónyuges.

No obstante, si la pareja no se pone de acuerdo en el contenido del convenio regulador no le queda otra que iniciar un proceso de divorcio contencioso, donde los abogados de las partes propondrán al Juez lo que les interesa respecto a los puntos tratados anteriormente, y será el Juez, finalmente, el que decida en base a las pruebas aportadas, los testigos interrogados y, en definitiva el resultado del juicio.

Es posible que se proponga por las partes en cuanto a los hijos una custodia compartida, no obstante, eso dependerá muy mucho de la relación que tengan los padres, de la distancia que haya entre sus domicilios, de la relación que tengan con sus hijos, etc, no obstante será muy complicado que un Juez determine la custodia compartida para un hijo cuando haya episodios de malos tratos o violencia doméstica.

Del mismo modo, si hay una denuncia de malos tratos, el juzgado competente para conocer del posible divorcio no será un juzgado civil, sino el mismo juzgado penal que conozca de la denuncia de malos tratos.

Las pensión de alimentos debe ser suficiente para satisfacer las necesidades de los niños, no obstante, ha de estar en consonancia con las circunstancias laborales/económicas de los padres.

Del mismo modo, si uno de los cónyuges se siente realmente perjudicado por el divorcio, de tal manera que su forma de vida se vea mermada hasta tal punto que tenga dificultades para salir adelante, se puede pedir por su abogado, y establecer por un juez una pensión compensatoria a favor del cónyuge más necesitado. Esta pensión, esta fundamentalmente pensada para matrimonios que llevan muchos años viviendo juntos, donde la mujer se ha ocupado toda la vida de las tareas domésticas (criar a sus hijos, atender la casa, etc…) y el divorcio supone dejarla sin medios de vida. No obstante, esto no quiere decir que no se pueda solicitar, aunque para ello deberán darse una serie de circunstancias, como la edad y salud de quien la pide y quien debe otorgarla, posibilidad de encontrar un empleo, años del matrimonio, dedicación a los hijos, ingresos de ambos cónyuges, cualificación profesional de los cónyuges, etc…

Para realizar un divorcio de mutuo acuerdo es imprescindible la presencia de abogado y procurador, porque así lo determina la ley, no obstante, lo que no hace falta es pagar ninguna tasa (no así en el divorcio contencioso).

 

 

el divorcio en EEUU

El divorcio en EEUU

El divorcio en EEUU también se denomina ruptura de la relación conyugal, y su finalidad, es precisamente esa, dar por terminada una relación entre dos personas, civil o canónica. Cuando ya te has divorciado, tendrás la posibilidad de casarte otra vez con otra persona.

Una vez en la corte, los abogados de los cónyuges tienen la posibilidad de solicitar a su señoria una serie de cosas, tales como que se pase una pension de alimentos a los hijos, y también puede ser que le pidan una pensión para la parte más desfavorecida del divorcio (aquí en España, se llama desequilibrio) también que se dividan los bienes, se otorgue la cusotdia de los menores y se establezcan unas visitas para el conyuge no custodio. Del mismo modo si hay episodios de malos tratos, también puede haber limitaciones o medidas de alejamiento (aquí se denomina orden de proteccion).

En EEUU los abogados cobran o bien por horas de trabajo efectuado, ya sea en el despacho, en los juzgados, o haciendo gestiones en instituciones o entidades privadas, y otros abogados especialistas en divorcios cobran una cantidad establecida de antemano, que puede variar dependiendo de la complejidad del divorcio. Es importante preguntarle antes al abogado, cuál es su forma de facturar.

Si el matrimonio dejó deudas pendientes, lo que suelen hacer los abogados en divorcios es, antes de entrar a sala, pactar, qué cantidades de deuda van a pagar cada uno, pero puede darse el caso de que no lleguen a ningún acuerdo, por lo que será el juez quien lo determine, y normalmente, estas decisiones no acaban gustando mucho a las partes, ni a los abogados.

Si las partes son capaces de llegar a acuerdos en cuanto a su divorcio (mutuo acuerdo o divorcio amistoso), la duración del mismo es muy rápida; si no es así, están obligados a someterse a mediación o arbitraje, para poder ir limando asperezas. Si no hay acuerdo posible, el divorcio ya no es express, y suele tardar hasta un año o quizá más.

Lo que se da mucho, sobre todo en California es el divorcio express, o rápido, pero exigen una serie de condiciones que debes cumplir, aunque no son parecidos a los requisitos españoles.

El matrimonio haya sido de cinco años como mínimo.
No haber menores, ni adoptados ni que hayan nacido antes de la relación.
No tener pisos o casas en propiedad
No tener deudas de más de cuatro mil dólares
No tener un patrimonio de manera independiente de más de treinta y dos mil dólares.
Que ninguno quiera una compensatoria del otro.
Firmar un documento donde reparte los bienes que tengan, antes del divorcio express
Que uno de los cónyuges haya estado en California los últimos seis meses