Divorcio con hijos

¿Qué es?

Un divorcio donde la cuestión más importante en resolver es con quién se quedan los menores, qué régimen de visitas se da al progenitor no custodio y que pensión de alimentos se establece, además de decidir a quién se le otorga el uso y disfrute de la vivienda familiar.

El divorcio express con hijos comunes en Alcalá de Henares “puede” ser un poquito más complicado dado que en este tipo de divorcio intervienen otros factores que pueden dificultar el acuerdo entre los cónyuges.

Evidentemente, si hay hijos menores, estamos hablando también de pensión de alimentos, de patria potestad, de guarda y custodia y de régimen de visitas para el cónyuge no custodio. Todos esos problemas han de estar absolutamente claros para la madre y para el padre. No obstante, no siempre es así, y de ahí la labor del abogado, como enlace mediador entre las partes, que actúa como hilo conductor para que el divorcio de mutuo acuerdo con hijos no llegue a ser un calvario para nadie, dado que los primeros perjudicados son siempre los que menos culpa tienen, los niños.

¿Qué es la patria potestad?

Es la potestad que tienen los padres sobre los hijos que aún no están emancipados, por ejemplo decidir a qué colegio va a ir el menor.

La patria potestad, por lo normal, suele ser al 50%, dado que, salvo en casos de malos tratos, alcoholismo, drogas, etc… un juez es complicado que le quite la patria potestad a un padre o a una madre.

¿Qué es la guarda y custodia?

Se trata de cuidar y asistir a los hijos menores de edad no emancipados. No tiene nada que ver con la patria potestad. La guarda y custodia se puede atribuir a uno progenitores, compartida entre ambos o a una tercera persona incluso (aunque es más raro).

La guarda y custodia, no tiene nada que ver con la anterior, puede ser o bien para uno de los cónyuges, o bien compartida, cada vez más extendida en los Juzgados de Alcalá de Henares y Madrid. Muchas personas piensan que un juez ha de otorgar la custodia compartida así como así, y eso, no es verdad, pues han de darse algunas situaciones para que la otorgue un Juez con el beneplácito de la Fiscalía de Menores. No obstante, a modo de pistas, diremos que si los padres no se llevan muy allá y viven alejados el uno del otro, será complicado obtener una custodia compartida. Por ejemplo no tendría sentido plasmar en un Convenio Regulador una custodia compartida donde un progenitor vive en Alcalá de Henares y otro en Madrid, pues el entorno del menor se vería afectado y, recordemos, lo más importante es proteger el interés del menor, o, al menos, eso dice la ley.

¿Qué diferencia hay entre la patria potestad y la guarda y custodia?

La diferencia entre una y otra es la siguiente: primera (la patria potestad) se compagina por ambos progenitores a partes iguales; son en definitiva todos los derechos y deberes de los progenitores en relación con sus hijos menores de edad no emancipados. Y la guarda y custodia viene a ser el día a día, es decir el cuidado cotidiano de los hijos.

El régimen de visitas

El régimen de visitas es importantísimo, hay que acordar uno que se adapte tanto en lo personal como en lo profesional a los padres, no irrumpa en las labores didácticas de los niños y permita que lazo de hijo-padre/madre siga vivo, a pesar del divorcio. Es muy muy importante. En este sentido se pueden cuadrar regímenes de visita diversos, incluso progresivos, donde de manera paulatina se va introduciendo al menor en una dinámica hasta entonces desconocida para él.

La pensión de alimentos

La pensión de alimentos, caballo de batalla de casi todos los divorcios con hijos. Es muy importante saber calcularla para cada caso concreto. Existen por el Consejo General del Poder Judicial unas tablas orientativas que pueden ayudar a los padres a tener una primera impresión.

No obstante, a la hora de preparar un Convenio Regulador de divorcio con hijos, es muy importante la labor de asesoramiento del abogado de familia, pues puede pasar que los pactos a los que han llegado los cónyuges estén cogidos con alfileres, y al poco tiempo de firmar el divorcio express con hijos menores, tengan que estar solicitando de nuevo a su abogado una modificación de medidas porque algunos de los pactos no se está cumpliendo por alguno de los cónyuges.

En este tipo de divorcio, además de los documentos que se aportarían en un divorcio express básico (sino hijos ni bienes) han de añadir los certificados de nacimiento de sus hijos que se solicitan en el Registro Civil donde los registraron al nacer.

¿Cuánto tiempo tarda un divorcio con hijos en Alcalá de Henares?

Este divorcio express con hijos suele tardar aproximadamente dos o tres meses desde que presentamos la demanda de divorcio, es decir, un mes más que un divorcio express básico o sin hijos. El motivo es que, además del Juez, el Convenio Regulador de divorcio lo tiene que examinar la Fiscalía de Menores, en aras a tutelar los derechos de los niños. Imaginemos un Convenio donde no se incluye pensión de alimentos…. difícilmente lo pasaría un fiscal de menores, cuyo principal objetivo es velar por los intereses del menor.

No obstante, este tipo de Convenios con hijos de por medio, hay que tratarlos con mucho cuidado, dado que estamos hablando de un documento que puede regir nuestras vidas en las próximas dos décadas (si los niños son muy pequeños). Asegúrense de estar bien asesorados y no duden en pedir toda la información que necesiten. Hablen con un abogado experto en divorcios en Alcalá de Henares.

Teléfonos: 647.33.52.43 —- 91.1289985

¿Qué pasa si los progenitores no llegan a un acuerdo sobre los hijos menores?

Este es el último recurso que hay que agotar, no obstante, no en pocas ocasiones, al abogado no le queda otra opción que ir a Juicio, bien porque la otra parte ha presentado ya la demanda contenciosa de divorcio o de medidas paternofiliales, (en caso de que no se encuentren casados).

En este caso cada parte tendrá un abogado y un procurador que le represente en el Juzgado, se celebrará un juicio (en los divorcios amistosos no existe juicio y normalmente en los juzgados de Alcalá de Henares, se realiza todo en al mesa del funcionario), se propondrá la prueba correspondiente y el Juez, en función de lo acontecido en la sesión de juicio oral, determinará lo que proceda según su leal saber y entender.

La decisión se imprimirá en una Sentencia, que podrá ser recurrida en Apelación ante la Audiencia Provincial de Madrid si no es de nuestro agrado.

En esa Sentencia el Juez decidirá con qué progenitor se quedará el menor o los menores, es decir, la guarda y custodia y, lo “compensará” con un régimen de visitas para el progenitor no custodio. Además, podrá pedir una pensión de alimentos que vendrá determinada sobre todo por las cargas económicas de cada cónyuge, el número de hijos, si tienen trabajo los padres, y su nómina. Por regla general, los juzgados de Alcalá de Henares están otorgando una pensión de 200 € por hijo, aunque este dato hay que ponerlo en el contexto de cada pareja.

Consecuencias del divorcio para los hijos

  1. El menor deja de aprender del cónyuge que no se encuentra con él (que no tiene la custodia), que no está presente para corregir comportamientos del menor ya que el tiempo de que dispone, normalmente el fin de semana, no puede dedicarlo a regañarle constantemente. Estos niños tienen una alta probabilidad de ser caprichosos pues por el padre o madre que tiene las visitas prefiere muchas veces consetir y estar bien con su hijo que regañarle.
  2. Por regla general el nivel de vida disminuye. Cada cónyuge ha de adaptar sus ingresos a la nueva situación, que, muchas veces repercute en los hijos. Alquiler o compra de nueva vivienda supone un esfuerzo considerable que hace que otras partidas de gasto no puedan asumirse como algunas activiades extraescolares.
  3. Habitualmente el menor tiene que vivir en otro lugar, bien porque la vivienda conyugal se venda o bien porque la custodia la tenga el progenitor que abandona el hogar para irse a otra residencia, porque hayan nuevas parejas y se vayan a vivir con ellas, etc… No obstante ese cambio de domicilio conlleva muchas veces asociado cambiar de colegio y por supuesto de amigos.
  4. Si los cónyuges, una vez disuelto el matrimonio siguen obstinados en el desencuentro, incluso habiendo pasado meses o años, el día a día del menor se pone muy cuesta arriba, pues poco a poco se va forjando en el pequeño ese sentimiento que el padre o la madre van transmitiendo todos los días sobre su ex.
  5. El menor ha de tener que lidiar con situaciones totalmente nuevas para él. No está acosumbrado a ver a su padre o a su madre con terceras personas que son totales desconocidos para él. Del mismo modo también puede darse el caso de que tenga que cuidar de él propios familiares (abuelos normalmente) que apenas le han visto y no tiene trato con ellos.
  6. Del mismo modo si uno de los cónyuges se ha tomado el divorcio o sus consecuencias como una afrenta y culpa de su nueva situación a su ex pareja, puede transmitir también esa frustración al niño, que en muchas veces se plasma en acciones violentas.

Todo esto conlleva a que el menor empiece a sacar malas notas en su Colegio, no se centre en los estudios, y su formación se vea afectada considerablemente, este hecho es apreciado de inmediato por sus profesores.

Suelen tener problemas de ansiedad, muchas veces se deprimen y estos factores, no siempre se detectan por los propios padres.

Además tienden a tener problemas con su entorno social más próximo como son amigos y compañeros de clase, pues su conducta puede cambiar de manera radical al no comprender como ha podido pasar eso en su familia.

 

Deja un comentario