Divorcio express 120 €

divorcio express

El objetivo de un divorcio express es siempre su rapidez, sencillez y su bajo coste. Los juzgados de Familia en Madrid, fundamentalmente en la calle Francisco Gervás nº 10, son en su inmensa mayoría muy rápidos tramitando este tipo de divorcios.

Si el acuerdo entre las partes es claro, tanto si hay hijos menores, como si hay bienes que repartir la demora del proceso no suele ser más de 2 o 3 meses aproximadamente.

Para ello, la labor del abogado es fundamental, ya que muchas veces, el acuerdo no se alcanza por nimiedades tales como una pequeña cantidad en la pensión de alimentos, o bien en el régimen de visitas o, como sucecede en estos tiempos de crisis, quien se queda y quien se va del domicilio familiar.

La cuestión es bien sencilla, la pareja por mucho que discuta, no se escuchan el uno al otro, dado que tienden a sacar trapos sucios que hacen imposible llegar a acuerdos. Un buen abogado de familia sabe gestionar esta controversia para darle un cauce distinto.

La pareja puede tirarse semanas y meses dándole vueltas a un asunto no tan imporante sin llegar a un buen puerto, por la sencilla razón de que les da igual lo que diga la otra parte, y si eso añadimos a todos los seudo-abogados que ambas partes tienen en la familia y amigos, apaga y vámonos.

Los divorcios es como el fútbol, todo el mundo sabe y todo el mundo opina, solo que en este caso las consecuencias se pagan por los propios interesados y sobre todo, por sus hijos (si los tienen).

El rencor, la ira, la venganza, los gritos y los insultos no van a resolver nada nunca, porque nunca lo hiceron y nunca lo harán, solo echarán más leña al fuego.

El abogado de un divorio juega un papel fundamental, puesto que elimina de raiz estos problemas, enfocando todas sus fuerzas en la búsqueda de una solución buena para ambas partes.

No es labor del abogado echar más leña al fuego, sino llegar a acuerdos rápidos.

No es labor del abogado aconsejar un divorcio contenioso, mucho más costoso económicamente, complejo judicialmente y del que las secuelas emocionales pueden durar para toda la vida, tanto para cónyuges como para hijos.

Desde JR Abogados, les recomiendo pensar dos veces el hecho elegir entre un divorcio de mutuo acuerdo, o un divorcio contencioso.