El divorcio por poderes

Muchas veces nos encontramos en nuestro despacho con clientes que desean divorciarse pero su cónyuge se encuentra fuera de Alcalá de Henares, de la Comunidad de Madrid o fuera de España incluso.

Su pregunta principal es si pueden divorciarse a través de un poder, y la respuesta es si, claro que pueden.

Lo primero que tienen que hacer es hablar con su cónyuge y preguntarle si quiere divorciarse de manera amistosa o de mutuo acuerdo, pues nos podemos encontrar con la sorpresa de que no acceda de buen grado por las razones que fueren. Si es así, no merece la pena gastar tiempo, esfuerzo y dinero en un imposible, hay que optar por presentar una demanda de divorcio contencioso en el juzgado de la localidad donde residimos o bien del último domicilio conyugal.

Pero si hay acuerdo si que se puede iniciar el proceso de divorcio por poderes.

Lo primero que hay que hacer es redactar los términos del divorcio en un convenio regulador que redacta el abogado.

A su vez, hay que pedir unos documentos que deben acompañar a la demanda de divorcio como son el certificado literal de matrimonio, que se pide en el Registro Civil de la localidad donde se casaron y un certificado de empadronamiento.

Por parte del cónyuge que se encuentra fuera de España (supongamos) tiene que pedir cita en el Consulado Español para que le redacten un poder en el que una persona de nuestro despacho será el apoderado y acudirá al juzgado en su nombre para divorciarse.

Hay que tener en cuenta que lo más importante en este divorcio es que el poder esté bien hecho, pues el divorcio es un acto personalísimo que suele requerir de las personas físicas para su tramitación, por lo que cualquier defecto en el poder nos podrá acarrear unos costes adicionales y un tiempo extra dado que tendremos que volver a realizarlo.

No obstante, si tiene dudas de cómo realizar ese poder, lo más fácil es que se ponga en contacto con nosotros para que le asesoremos debidamente.

Deja un comentario